Las ruinas de un pueblo bajo un lago, Villa Epecuén

Nuestro primer destino de este viaje por América fue Villa Epecuén, al suroeste de la provincia de Buenos Aires, casi al límite con La Pampa, guarda una historia increíble.

Es un destino turístico que recomendamos para pasar qeudarse y pasar una noche si van desde Buenos Aires.

Seguí nuestro viaje en vivo por redes sociales!

Villa Epecuén está a poco más de 500 kms de Ciudad de Buenos Aires, por lo que el viaje ronda las 6 horas. Pero si están por el sur de la provincia, estarán más cerca del pueblo, por ejemplo, desde Bahía Blanca son casi 3 horas en auto.

Nosotros fuimos desde Saladillo, donde pasamos la primer noche. Por lo que solo tuvimos que recorrer 350 kms., unas 4 horas con la camioneta y no pagamos ningún peaje en la ruta.

Si bien visitar las ruinas de Villa Epecuén no toma más de un día, al estar alejado de la Ciudad de Buenos Aires lo mejor es pasar la noche en Carhué, ciudad vecina de Epecuén, donde podrán encontrar variedad de opciones gastronómicas.

Además, en Carhué pueden disfrutar y descansar en el Parque Termal, que cuenta con piletas que contienen agua del lago climatizada.

Un poco de historia

Villa Epecuén es uno de los tantos pueblos turísticos de la provincia de Buenos Aires. Y como tantos otros su historia se remonta a principios del siglo pasado.

El pueblo se fundó en 1921, a orillas del Lago Epecuén, que tiene una particularidad, sus aguas tienen un fin medicinal gracias a la hipersalinidad, que solo es superada por el agua del Mar Muerto.

Para los años 70 el pueblo competía con Mar del Plata por ser de las localidades más turísticas del país. A tal punto que algunos lo llamaban Mar de Epecuén.

Durante sus años dorados, llegaban personalidades del espectáculo y la aristocracia argentina, buscando descansar y aprovechar los beneficios del agua termal. Su auge fue tal que en esa época llegaron a vivir casi 1.500 personas de forma estable y había plazas para hospedar 25.000 turistas

Booking.com

En el año 1975 se comenzó la construcción del canal Ameghino, cuyo fin era conectar distintas lagunas con el fin de evitar que se secaran o se desbordaran, se las conoce como Lagunas Encadenadas. Lamentablemente, por cuestiones políticas la obra no se finalizó.

A su vez, las lluvias que cayeron en la zona entre 1980 y 1985 hicieron que el lago creciera un promedio de 50 cm por año. Como consecuencia, en noviembre de 1985 el terraplén que contenía el agua cediera y el pueblo terminara inundándose.

Las tareas de evacuación  para sacar a todos los habitantes del pueblo llevaron unos 15 días, y afortunadamente no hubo víctimas fatales.

Luego del comienzo de la inundación el agua siguió creciendo por algunos años más, lo que provocó que ningún vecino pudiera volver a su casa. Actualmente en Epecuén hay un solo habitante, Pablo Novak.

Nuestro recorrido por las ruinas.

Para llegar a las ruinas de Villa Epecuén hay que atravesar la ciudad de Carhué hasta llegar al lago, y luego seguir el camino bordeándolo.

Matadero Modelo

El primer edificio que encontramos es el antiguo matadero, que también es de los mejores conservados, aunque no puede accederse a su interior.

Matadero de Epecuén

El matadero fue diseñado por el ingeniero Francisco Salamone en 1937, con estilo Art Decó. Aunque actualmente tiene una postal un poco diferente a la que tuvo en sus años de gloria.

Seguimos camino a las ruinas, que se encuentran pasando la Ecoplaya. Aunque con el diario del lunes, les recomendamos primero ir hasta el Centro de Interpretación, en la antigua estación.

Ruinas de Villa Epecuén

Al llegar a las ruinas nos cobraron la entrada, que tiene un valor de $100 por persona, y tiene el fin de mantenerlas.

El recorrido es autoguiado. Sobre la calle principal van a encontrar carteles con la historia y fotos de algunos edificios emblemáticos.

Ruinas de Epecuén
Ruinas de Epecuén

También pueden visitar las ruinas del cementerio, que se encuentran a poco más de 6 kms del complejo de ruinas, unos 15/20 minutos en auto.

Centro de Interpretación - Estación de Ferrocarril

En sus años de esplendor, a Villa Epecuén llegaba el Ferrocarril Oeste, actual Tren Sarmiento. Y hasta Carhué llegaban el Ferrocarril Midland y el Ferrocarril del Sud, lo que facilitaba el arribo constante de turistas.

Estación de Epecuén

En el Centro de Interpretación van a poder leer la historia en detalle del pueblo y van a poder ver algunos objetos que se encontraron en las ruinas, ya que también es un museo.

Ecoplaya

Para finalizar la visita fuimos hasta la Ecoplaya. Hay varias mesas con sombrillas y una vista hermosa del lago. Además el atardecer se ve muy lindo.

Ecoplaya de Epecuén

Pueden ver en detalle nuestro paso por el Lago Epecuén en nuestro video de YouTube!

También te puede interesar:

Esperamos que te haya sido útil nuestra experiencia visitando las ruinas de Villa Epecuén. Si querés contarnos tu experiencia o te queda alguna duda te leemos en los comentarios.

Si estás por viajar, no te olvides de...

Todos los enlaces de afiliado que se encuentran en este artículo no generan ningún costo extra de contratación. En cambio, cada vez que contraten algo por estos enlaces, nos pagan una comisión que nos ayuda a mantener este blog.

Si te gustó este post, no te olvides de guardarlo en Pinterest!

¿Querés ayudarnos a seguir creando contenido?

Podes suscribirte al blog y a nuestro canal de Youtube, es GRATIS!                                                       

Si vas a viajar contrata hotel, seguro, auto y más con nuestros links!

Podés donarnos combustible para seguir sumando kilómetros!    

Calificá el artículo
Puntuación

Dejanos tu comentario!

Caminando el mundo

Somos Belén & Martín, una pareja argentina con una gran pasión en común: Viajar y recorrer el Mundo! Caminando el Mundo es nuestro proyecto, donde compartimos todo sobre nuestros viajes. Suscribite y no te pierdas nuestras aventuras por el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *