Itinerario en Morro de Sao Paulo – Que ver en 4 días

Cuando empezamos a planear un viaje nos encontramos con un montón de lugares que tenemos que visitar, pero organizar como hacerlo suele ser un poco más complicado. Por eso decidimos armar este post en el que les vamos a contar todo nuestro itinerario en Morro de São Paulo, para que puedan darse una idea de cuanto tiempo estar en cada lugar.

Nuestros 4 días en la isla los disfrutamos mucho, Morro es uno de los lugares más lindos de Brasil, un paraíso en si mismo. Es de esas islas en las que el ambiente y los paisajes se combinan para brindar al visitante una experiencia inolvidable. En Morro vas a poder disfrutar de las actividades acuáticas, playas con agua transparentes, trekking por la isla, aventuras y mucha fiesta para quien así lo quiera.


No te pierdas nuestro post: Tips para visitar Morro de São Paulo


Día 1 - Llegada a la isla

Para llegar a la isla, nos tomamos el Catamarán que salía desde Salvador de Bahía a las 14hs (el último turno del día con destino Morro). El trayecto por este medio, dura unas 3 horas y es bastante "movidito" (según el estado del mar), por lo que les recomendamos por las dudas, tomar un dramamine un ratito antes para evitar mareos y sentirse mal.


Leé el post completo: Como ir de Salvador a Morro


Una vez en el Puerto de Morro, abonamos la tasa de turismo y nos encontramos con los taxis locales, que luego de negociar el precio nos llevaron las valijas hasta nuestra posada (estos "taxis" son locales que llevan las valijas con una carretilla). 

Si bien de entrada pensamos que no iba a ser necesario, les aseguramos que si lo es. La isla no tiene otra forma de transporte, por lo que si no optan por usar un "taxi" prepáranse para caminar unos cuantos km en subida con sus pertenencias hasta la playa en la que se encuentre su alojamiento (desde el puerto, primero van a llegar a los hoteles que se encuentren en el centro, y luego desde la primera playa hasta la quinta. Las playas están bastante lejos, y salvo que lleven una mochila de mochilero, con una valija puede resultar muy complicado subir las pendientes).

Por otro lado, negocien el precio de antemano, ya que pueden conseguir un buen descuento en la tarifa si comparten "el taxi" con otros turistas.

Una vez que llegamos a nuestra posada, ya atardeciendo, dejamos las cosas y nos fuimos a recorrer un poco de la segunda praia (donde estábamos parando) y el centro de la isla. Como llegamos tarde aprovechamos para relajarnos un poco y cenar en la playa (no pudimos resistirnos al grito de un argentino que ofrecía milanesas con papas fritas y birra bien fría! jaja).

Día 2 – Playa Ponta das pedras

El segundo día arrancamos temprano a la mañana, desayunamos y salimos a caminar, con el fin de llegar a las playas que se encuentran al otro lado de la isla.

Caminamos por un largo rato, cruzamos la isla desde el centro hacia el lado donde viven los locales y seguimos las indicaciones de lo carteles. El camino es muy lindo, con mucha naturaleza, subidas y bajadas.

Llegamos a Ponta Das Pedras. Una playa fantástica, bañada en un mar hermoso y lo más lindo, absolutamente desolada debido a su no tan fácil acceso. Eramos 4 personas… si ¡4!
Estuvimos un rato en el agua mientras veíamos a una chica que se bañaba con la arcilla que forma la montaña (dicen que hace bien a la piel). Martín se cortó con una piedra mientras estábamos en el agua, así que, luego de un rato, ya con el pie hinchado, decidimos volver al hotel para limpiar la herida. Recomendación, llevar zapatos tipo crocs o zapatillas para el agua, aunque no te gusten, evitas este tipo de contratiempos.


Post Relacionado: Playa Ponta Das Pedras 


Mas tarde, almorzamos en la segunda playa bajo una palmera y descansamos por un rato para poder seguir más tarde el recorrido por la playa 3 hasta llegar a la 4. Las playas, como ya les contamos, se vuelven mucho más tranquilas mientras más se alejan del centro.

Al volver al centro, ya cayendo la noche, aprovechamos para reservar la excursión "Vuelta a la Isla", y terminamos cenando en el centro en un restaurante muy lindo.

Día 3 – Excursión Vuelta a la isla

Arrancamos el día temprano, ya que teníamos que embarcar para hacer la excursión más famosa de la isla, la vuelta a la isla.

Nos llevó casi todo el día ya que salimos a las 9 am y volvimos a las 5 pm. Para poder hacer snorkel durante la excursión tenes que alquilar tu propio equipo aparte, por lo que al volver aprovechamos y nos quedamos en la playa 3 para hacer un poco de snorkel en la costa. El agua cálida, baja y la cantidad de peces lo hacen ideal.


Post relacionado: Vuelta a la Isla - Morro de São Paulo


Día 4 – Playa y Kayak

Era el último día en la isla y queríamos descansar, así que aprovechamos la tranquilidad de la playa 2 por la mañana (a la tarde aparece toda la gente y se convierte en la más concurrida de la isla).
Después de almorzar algo, compramos algunos recuerdos en el centro y cerca de las 4 alquilamos un kayak para llegar a un banco de arena en medio del mar. Una experiencia fantástica!!!

Una vez que llegamos hicimos un poco de snorkel y no podíamos creer la cantidad de peces que veíamos. Muy recomendable!
Después de un rato volvimos ya a la costa y quisimos ver el atardecer en el muelle (el mejor lugar de la isla para verlo). Corrimos, literalmente, y logramos ver el sol caer tras del mar. Otro hermoso día en una hermosa isla.

Volvimos a Salvador en el primer barco que salía a la mañana. Nos encantó Morro y realmente se lo recomendamos a todos los que estén buscando un lindo destino para conocer.


Haciendo click acá vas a poder ver todos los post que hicimos sobre Morro de São Paulo y Salvador de Bahía


Dejanos tu comentario!

Caminando el mundo

Somos Belén y Martín, compartimos experiencias y consejos de nuestros viajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *