Visitar Olinda en 1 día

Visitar Olinda fue una de las sorpresas más lindas que tuvimos en nuestro viaje por Recife.

El centro histórico de Olinda parece detenido en el tiempo. Olinda es una de las ciudades más antiguas de todo Brasil, fundada en 1537 por los portugueses.

La historia de Olinda es muy interesante. Entre los años 1630 y 1654 fue invadida por los holandeses, quienes se encargaron de saquear e incendiar casi toda la ciudad y sus construcciones.

Luego de la invasión de los holandeses, los portugueses rescataron la ciudad y se encargaron de su puesta en valor. Por eso, cuando visiten la ciudad, verán, casi en su totalidad, construcciones del siglo XVII y no las originales.

La ciudad colonial de Olinda es una belleza. Tal es así, que en 1982 la UNESCO la declaró patrimonio cultural de la Humanidad.

A fines arquitectónicos, por más de que la ciudad ya se mantenía de forma colonial, esto garantiza que ninguna propiedad puede ser demolida ni modificada, sólo mantenidas o restauradas.

Cada calle que recorrimos de Olinda, estaba llena de casas de distintos colores, empedrados infinitos y un ambiente que nos enamoró. Muchas aún con la decoración del carnaval. Sinceramente, nos hizo acordar mucho a nuestro viaje a Salvador de Bahía, en donde visitamos Pelourinho.

En el centro histórico de Olinda hay muchísimas iglesias que ver, 12 para ser exactos. Las Iglesias fueron los principales objetivos de los saqueos holandeses ya que aquí radicaba la riqueza de la ciudad.

Como llegar a Olinda desde Recife.

El Hotel Villa D´Oro, en el que nosotros paramos en Recife se encontraba en el barrio de Espinheiro (a sólo 8km de Olinda). Si se alojan en Boa Viagem, la distancia es de unos 18km.

Para ir hasta Olinda nos tomamos un Uber, que nos costó R$ 13.5 para los dos (2/3 usd). El viaje fue de unos 20/25 minutos y estuvo más que bien.

A la vuelta, una vez que terminamos de recorrer, nos tomamos un bus hacia el barrio de Boa Viagem. El que hace el recorrido directo es la línea 910, tarda más o menos una hora y tiene un costo de R$ 4.75. Lo tomamos en la parte baja de la ciudad.

En sí, nos movimos en colectivo varias veces y nos pareció una muy buena forma de moverse. Es económico y los chóferes son amables, en todos los casos se mostraron siempre predispuestos cuando preguntábamos si iban a algún lugar.

También, si deciden alquilar un auto, pueden optar por ir y estacionar su auto en Olinda para recorrer la ciudad.

Nuestro día recorriendo Olinda.

Lo primero que queremos decir, es que lo que nosotros recorrimos y cómo lo hicimos nos encantó, pero lejos está de ser la única forma de hacerlo.

Hay muchísimas cosas por ver en Olinda, por cada calle que se metan van a encontrar algo que les llame la atención. Aquí les contaremos lo que hicimos nosotros, aunque sepan que hay museos y muchas más cosas para ver.

Comenzamos nuestra visita a Olinda en la parte alta del centro histórico de la ciudad. El Alto da Sé. Les recomendamos arrancar por esta zona para terminar recorriendo la parte baja.

Catedral da Sé (Matriz de São Salvador do Mundo).

La Catedral da Sé es uno de los edificios coloniales más importantes del centro histórico de Olinda. Fue reconstruido varias veces a lo largo de su historia y pasó por varios estilos, aunque el edificio actual tiene un estilo Manierista.

La primera construcción fue en el 1540, hecha de barro (poco resistente). En 1584, se reemplazó por un nuevo edificio más grande, hecha con material y con varias capillas secundarias. En 1676 se creó la diócesis correspondiente y obtuvo su título de Catedral.

La iglesia está dedicada a Jesús como Santo Salvador del Mundo y el interior es espectacular. Tiene muchos detalles construidos en madera de Jacarandá, piezas originales traídas desde Portugal, como los azulejos que adornan algunas de sus paredes. Esta iglesia fue una de las tantas que sufrieron los saqueos de los holandeses en el siglo XVII.

Catedral de Olinda

Tiene un gran balcón en el lateral derecho, desde el cual se obtienen vistas hermosas del mar, de la ciudad de Olinda y su contraste con la moderna Recife.

La entrada a la Catedral da Sé tiene un valor de R$ 2 por persona. Si bien es muy barata, tengan en cuenta que un guía local les hará una visita guiada por la Catedral (y deben dejarle unos reales de propina).

Nuestro guía, Antonio, realmente le dio un plus a nuestra visita. Al finalizar el recorrido por la Catedral, los guías te ofrecen acompañarte a recorrer la ciudad con ellos en unas 2 horas (suficiente para recorrer los lugares principales).

Sobre el precio, te dicen que es a voluntad, aunque al finalizar el recorrido nos pasó que te piden más de lo que pensas darles. Lo ideal sería que antes de comenzar acuerden un precio, para evitar luego momentos incómodos.

Mirador Catedral de Olinda

Mercado de Artesanato da Sé.

En la misma plaza donde se encuentra la Catedral, pero a un costado se encuentra este pintoresco mercado de artesanías.

En el final del mercado, como se ve en la foto de abajo, se obtienen vistas parecidas a las de la Catedral, con vistas al mar y a la ciudad de Olinda contrastando con Recife.

Artesanato de Olinda

Observatorio Astronómico Alto da Sé.

En la plaza principal del Alto da Sé, se encuentra este observatorio de 56 metros de altura. Fue construido con estilo neoclásico en 1890.

Observatorio de Olinda

Igreja da Misericordia.

Antiguamente, al lado de donde hoy podemos encontrar la Iglesia de la Misericordia, funcionaba también un hospital. Allá por el 1630, ambos edificios fueron blanco de los invasores holandeses. Primero saquearon, y luego incendiaron todo.

Iglesia de la Misericordia en Olinda

El edificio actual se construyó en el mismo lugar donde funcionaba la iglesia con estilo barroco.

La iglesia en sí es muy pintoresca. Al lado encontrarán un cartel de Olinda y la calle de la misericordia.

Interior de la Iglesia de la Misericordia

Ladeira da Misericordia.

La ladeira da misericordia es una bajada muy pronunciada en una calla empedrada, al lado de la Igreja da Misericordia. Nuestro guía nos contaba que, si bien bajar es fácil. para subir, hay que pedir misericordia, jeje.

Y si … la calle es realmente empinada. Veíamos los autos de las “autoescola” que pasaban practicando.

También es una bajada en la que hay muchos accidentes en época de carnaval. La gente que toma un poco de más suele caerse y lastimarse con el empedrado, que para colmo, es bastante resbaladizo.

Ladeira da Misericordia Olinda

Mercado da Ribeira.

El sexto lugar que visitamos en nuestro recorrido por Olinda, fue el Mercado da Ribeira. Este mercado tuvo un lugar muy importante en la historia de Pernambuco, aquí es donde se comercializaban los esclavos traídos de Angola.

Actualmente funcionan varios locales de artesanías en el predio y es un muy buen lugar para comprar un souvenir y llevarse un lindo recuerdo.

Mercado da ribeira Olinda

Atrás del mercado, hay un lindo mirador desde donde se puede ver la Catedral da Sé.

Mirador Mercado da ribeira Olinda

Seguimos camino luego de visitar el mercado y nos encontramos con calles una más bonita que la otra.

Prefeitura Municipal de Olinda y cartel de Olinda.

El lugar siguiente en nuestro recorrido fue el edificio de la Prefeitura Municipal de Olinda.

Frente al edificio, que estaba totalmente decorado por el carnaval de Olinda (había sido hace unas semanas), encontramos el cartel de Olinda.

Prefeitura de Olinda

Monasterio de São Bento.

La Basílica y Monasterio de São Bento es uno de los lugares más bonitos de Olinda. Ya una cuadra antes de llegar, se ve el imponente edificio al final de la calle.

Monasterio Sao Bento Olinda

Llegamos emocionados, mientras nuestro guía nos contaba un poco acerca de la historia del monasterio y su iglesia.

El estilo arquitectónico es de estilo Barroco y nos transportó automáticamente a la época colonial.

El monasterio, construido originalmente en 1586, fue atacado por los holandeses y reconstruido por los portugueses. La iglesia comenzó a reconstruirse en el año 1654 y finalizada en el 1760 aproximadamente. La iglesia fue elevada a basílica por Juan Pablo II.

El interior de la basílica es lo que más nos llamó la atención. Los detalles en las paredes son increíbles, trabajados en madera.

Lo mas increíble es el altar tallado en madera de 14 metros, revestido en oro de 28 kilates, con un peso unas 12 toneladas.

Nos contaba nuestro guía que el imponente altar, en el 2002 fue desarmado y llevado a Nueva York para ser expuesto en el Museo Guggenheim.

Si tienen la suerte de ir un domingo por la mañana, van a poder asistir a la misa.

Interior Convento Sao Bento

Igreja Nossa Senhora Do Carmo.

Luego de nuestra visita al monasterio, llegamos a la Basílica y Convento de Nuestra Señora del Carmen.

Este complejo se finalizó en 1767, casi cien años después de su inicio. En cuanto a edificio, es una de las iglesias más lindas desde afuera, no ingresamos a la misma.

El ambiente no era muy lindo en la zona de la iglesia y alrededores.

Iglesia Nuestra Señora del Carmen

Convento de San Francisco.

Desde la parte baja de Olinda, comenzamos nuevamente a subir para llegar al Alto da Sé. En el camino, paramos en el Convento de San Francisco y pasamos por el único hotel construido en Olinda (al margen de posadas).

El Convento de San Francisco también lo visitamos desde afuera. Nos quedó pendiente conocer el interior del mismo.

Por lo que nos contó Antonio, en el interior tiene también muchos azulejos traídos de Portugal. Hay un total de 16 paredes con azulejos que retratan distintas escenas de San Francisco.

Concento San Francisco Olinda

Igreja de Nossa Senhora da Graça.

Esta iglesia fue nuestro último lugar a visitar en el recorrido por Olinda.

Estaban reparándola totalmente, por lo que no se podía ingresar ni nada, pero desde aquí se obtienen unas vistas muy lindas del Convento de San Francisco con el mar de fondo.

Vistas de Olinda

Mapa de nuestro recorrido.

En el mapa de abajo les dejamos todo el recorrido que hicimos nosotros por Olinda. 

Particularidades de Olinda.

Hay varias cosas que nos parecieron interesantes, por detallarles algunas:

→ Las casas pintadas de distintos colores servían para que el correo, en la época colonial, pudiera identificarlas.

→ Hay más de 12 iglesias en el centro histórico de Olinda.

→ Todas las iglesias miran hacia la Catedral da Sé, excepto por la Iglesia de N. Sra. de Guadalupe, que mira a México, por ser la patrona de ese país.

Los techos identificaban la clase social de la familia que vivía en una casa. Si tenía 3 bordes en el tejado, se denominaba Tribeira y era de las familias más ricas. Las más humildes tenían sólo un borde en el tejado.

→ El nombre de Olinda surgió por la exclamación de Duarte Cohelo. Cuando se posó en el balcón de la Catedral, dijo: “Oh, linda situação para se construir uma vila”.

→ Por casi 200 años, fue la capital del estado de Pernambuco. En el 1837 fue desplaza por Recife.

→ En Olinda tuvo lugar la primera facultad de derecho de todo Brasil.

Calles de Olinda

Carnaval de Olinda.

Antonio nos contaba que el Carnaval de Olinda es uno de los mejores del mundo. A diferencia del Carnaval que se celebra en Salvador y en Río, el de Olinda es más populoso.

Toda la ciudad está involucrada y acude gente local de distintos lugares. El carnaval de Olinda se destaca por los Bonecos Gigantes (muñecos) que imitan a personas famosas o históricas y a la música de los Blocos da Troca.

Sin dudas nos quedó pendiente y es una festividad que nos encantaría vivir. Vimos algunas fotos y el festival es increíble.

A un carnaval tradicional, le adicionamos la belleza arquitectónica de Olinda. Si vas a asistir en época de carnaval, realizá las reservas con tiempo ya que todo se llena en estas fechas.

El festival del 2021, se celebrará entre el 12 y el 17 de febrero, así que están avisados…




Seguridad en Olinda.

Sabemos que una de las consultas más frecuentes es sobre la seguridad en Olinda. Dentro del centro histórico y en el circuito del cual les contamos arriba, no vimos nada raro y fuimos sacando fotos con la cámara.

El circuito está muy bien cuidado y protegido, no nos sentimos inseguros en ningún momento.

Si se alejan un poco de este circuito, puede que sea un poco más inseguro, aunque, como les decíamos, no vivimos nada raro.

Dormir en Olinda.

Olinda es una ciudad fuertemente volcada hacia el turismo. Aunque no se pueden hacer nuevas construcciones, encontraremos muchas casas en alquiler, al igual que posadas.

Si vas en época de carnaval o simplemente te gustaría quedarte unos días sintiendo la magia de Olinda, te dejamos las mejores ofertas de alojamiento.



Booking.com

También les puede interesar:

¿Conoces Olinda? Esperamos que el post te haya sido útil. Contanos en los comentarios que te pareció o si te quedó alguna duda.

Si estás por viajar, no te olvides de...

Todos los enlaces de afiliado que se encuentran en este artículo no generan ningún costo extra de contratación. En cambio, cada vez que contraten algo por estos enlaces, nos pagan una comisión que nos ayuda a mantener este blog.

Si te gustó este post, no te olvides de guardarlo en Pinterest

No te pierdas nuestros VIAJES EN VIVO en Redes Sociales.

Calificá el artículo
Puntuación

Dejanos tu comentario!

Caminando el mundo

Somos Belén & Martín, una pareja argentina con una gran pasión en común: Viajar y recorrer el Mundo! Caminando el Mundo es nuestro proyecto, donde compartimos todo sobre nuestros viajes. Suscribite y no te pierdas nuestras aventuras por el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *