Visitar la Isla y Cárcel de Alcatraz en San Francisco

Vas a San Francisco? Te contamos nuestra experiencia en la Isla y Cárcel de Alcatraz, un imperdible en nuestro Viaje por la Costa Oeste. Visitar Alcatraz es una excursión obligada y en este post te contamos todo.

Recuerden que ya está publicada la Guía de Viaje – San Francisco en 2 días.

Empezamos a preguntar a nuestros conocidos que fueron a San Francisco, que lugares no nos podíamos perder. Todos coincidían en una frase “no podes dejar de ir a Alcatraz”.

Sinceramente, a pesar de haber visto películas, escuchado historias y demás, no nos despertaba tanto interés, nos decíamos … ¿que puede tener una cárcel de especial?. 

Pero como la opinión era unánime, decidimos hacer caso a los consejos. Sacamos las entradas para ir a Alcatraz y ver que era lo que hacía tan especial.

La isla se puede ver desde cualquier lugar de la costa ya que está ubicada en medio de la bahía de San Francisco, a aproximadamente unos 5 km

Actualmente forma parte del Parque Nacional Golden Gate. En la isla también se encuentra el faro más antiguo de toda la Costa Oeste de USA.

 

Un poco de la Historia de Alcatraz.

En un principio, lo que hoy conocemos como la Isla de Alcatraz, era solamente una isla deshabitada en las cercanías de la ciudad.

Luego, la isla recibió el nombre de Alcatraz y se construyó un faro desde donde se guiaba a los barcos que viajaban por el Pacífico.

En 1853, Alcatraz se convirtió en una fortificación militar desde donde se pretendía defender la ciudad de posibles ataques. Llegaron a haber 105 cañones listos para usarse (aunque nunca se usaron), y funcionó como prisión militar (donde se encarcelaba a los enemigos del estado).

Años más tarde, en 1934, se decidió convertir la parte alta de la isla en una prisión de máxima seguridad. Funcionó como tal durante 29 años, hasta 1963. Tuvo como principal objetivo alojar a los presos más peligrosos de los Estados Unidos (incluso Al Capone estuvo preso en Alcatraz). Era conocida como Prisión de Prisiones.

Luego en 1963, se decidió clausurar la cárcel de Alcatraz. La excusa fue que los costos de mantenimiento eran muy altos (10 usd por preso por día) vs otras cárceles del país.

Las instalaciones estaban muy desgastadas y requerían una gran inversión. Abajo les contaremos también sobre la fuga del 62 y los rumores negativos en cuanto al trato en la prisión.

En 1969 un grupo de indígenas tomó control de la isla por 2 años. Exigían una escuela y un centro cultural. aunque el proyecto no resultó y en 1971 los desalojaron.

Durante la estadía de los indígenas, muchos de los edificios (como la casa del Alcalde, las casas de la guardia costera y el patio de recreo fueron destruidas (por incendios y daños).

Visitar Alcatraz.

Con toda esta historia que les contamos, comenzamos a contarles, ahora sí todo para visitar Alcatraz.

La primer pregunta que los dos nos hacíamos en simultáneo era: ¿Como puede ser que una cárcel de máxima seguridad haya funcionado tan cerca de la ciudad de San Francisco? nos resultaba increíble.

Entrada para ir a Alcatraz.

La entrada para visitar Alcatraz la sacamos con antelación por internet en la página oficial

El valor fue de usd 38,5 cada uno. Hay opciones para hacer tours de día y también nocturnos (son las últimas salidas y vueltas).

Es fundamental sacar los tickets o la excursión por internet. Hay mucha demanda para visitar Alcatraz por lo que es imposible sacar la entrada para el mismo día. 

Entradas a Alcatraz

Partimos en el ferry de las las 10:30 de la mañana, cabe aclarar que los ferrys salen cada media hora. A la vuelta, vos elegís en que horario volves a San Francisco.

Los cruceros salen desde el pier 33 y el trayecto dura unos 15 minutos y las vistas nos deleitan.

Ferry hacia la Isla

A medida que nos vamos acercando a Alcatraz, vemos más de cerca el Golden Gate y se vuelven más lindas también las vistas de San Francisco y la isla de Alcatraz.

Isla de Alcatraz en nuestra ruta por la costa oeste

Recorrido por Alcatraz.

Una vez que arribamos a “La Roca”, como era conocida la Isla de Alcatraz ya comenzamos a sentir una mezcla de sensaciones.

Es que, cuando llegamos al embarcadero y vimos el actual centro de visitantes, no podíamos evitar pensar e imaginar que hacía unos cuantos años atrás, los presos llegaban de igual forma, aunque con distinto destino.

Comenzamos tomando un mapa en la entrada, por el cual hay que dejar un dólar y comenzamos a recorrer los alrededores. Visitamos la fortificación, vimos un cañón y la torre de vigilancia.

Para nuestra sorpresa, en Alcatraz había mucho más que sólo una cárcel. Un edificio donde vivían los guardias con sus familias, el cual hoy se está reconstruyendo; Un centro de recreación; la casa del alcalde de la prisión; el faro; una despensa y algunas construcciones más.

En el camino pasamos por el tanque de agua con una leyenda de los indios que vivieron en la isla. También pasamos por la morgue y llegamos al ingreso de la prisión.

Ingresando a la prisión de Alcatraz.

Sin más preámbulos, entramos a la prisión de Alcatraz. Pasamos al sector de duchas, en un costado estaba la jaula de donde los presos retiraban su ropa, manta y almohada, se hacían las curaciones y estaba la barbería … miramos y nos quedamos recordando imágenes de películas y series que habíamos visto. 

Por más que uno ve montones de escenas y demás, verlo en vivo, es muy distinto. Después de observar todos los detalles, retiramos la audioguía en español (está disponible en muchos idiomas) para comenzar el recorrido y es ¡GRATIS!

Ingresando a la Cárcel

Al subir las escaleras, la audioguía comenzó a indicarnos que ver y a contarnos todo lo que debíamos saber mientras recorríamos la cárcel. 

Las historias son contadas por 4 guardia cárceles y 4 presos, que nos relatan como era vivir en Alcatraz. Los audios nos hicieron sentir en primera persona lo que era “La Roca”, lo que significaba tanto para los presos como para los trabajadores. 

Celda por celda, estos personajes nos enseñaban distintas historias, nos contaban quienes eran los presos que habían estado allí y mucho más. Realmente, la audioguía en el idioma de uno es una genialidad, haces el recorrido a tu ritmo y podes poner pausa si querés quedarte viendo algo por más tiempo.

Nos llamaba la atención lo pequeñas que eran las celdas, con menos de 2 metros por 2,5 de alto. Sólo se observaba un retrete y una cama en el interior, había 3 pisos de celdas y varios pasillos, con nombres de distintas calles de USA. 

Por ejemplo, el pasillo central era conocido como Broadway, ya que era donde desfilaban los nuevos reclusos, a los que se les avisaba que no hablaran y fueran contra la pared.

Celda modelo en la Isla de Alcatraz

Unidad de tratamiento.

La guía nos llevó al sector D o unidad de tratamiento, que no era otra cosa que el pabellón de aislamiento, donde iban aquellos presos con mala conducta o que habían incumplido alguna regla. 

En este pabellón, también con 3 pisos, las celdas eran un poco más grandes y con la luz que pasaba por los barrotes, excepto por las últimas 6 del piso bajo, conocidas como El Hoyo, totalmente a oscuras y muy frías.

La situación empeoraba teniendo en cuenta que un preso que se ganaba este castigo pasaba mucho tiempo aquí hasta volver a salir. Realmente al entrar en una éstas celdas sentimos escalofríos.

Celda del Hoyo

Reglas en Alcatraz.

En la visita nos contaron algunas de reglas que reinaban Alcatraz, eran más de 30 reglas muy estrictas. Quienes no las cumplían, eran enviados al “hoyo” o unidad de tratamiento, donde los privilegios podían ser perdidos en su totalidad.

Entre las más significativas, podemos mencionarles:

– Silencio. Los presos debían guardar silencio extremo. Sólo podían hablar durante los recreos de los fines de semana.

– Derechos de los presos. Los presos tenían derecho a recibir comida, ropa, albergue y atención médica. Cualquier otra cosa que recibieran, era un privilegio.

– Recreación. Como regla general, los presos trabajarán 8 horas al día, 5 días a la semana, con sábados, domingos y días festivos dedicados a la recreación. Tenían derecho a ver películas 2 veces al mes. Actividades en el patio, etc. Cuando un preso llegaba a Alcatraz, no podían disfrutar de la recreación (tenían 30 días de cuarentena).

– Trabajar. Los presos deben trabajar en lo que se les diga. Si eran buenos en su trabajo, ganarían un buen tiempo reglamentario. Faltar al trabajo habilitaba a una acción disciplinaria.

Medidas de seguridad en la Cárcel y Batalla de Alcatraz.

Entre las medidas de seguridad de Alcatraz, había numerosos conteos rutinarios y aleatorios que se realizaban a los prisioneros.

Existía un corredor de armas, en uno de los laterales de la prisión, donde estaban los guardias armados. Todo el resto de los guarda cárceles, que estaban en el mismo nivel que los presos, no portaban armas, con el fin de evitar robos y motines.

En el recorrido, la audioguía nos relató la Batalla de Alcatraz. En 1946, 5 presos quisieron fugarse de Alcatraz, mataron a dos guardias, subieron al corredor y lograron armarse.

Luego de robar la llave del patio, vieron que la misma no abría la puerta… al ver que su fuga no podría llevarse a cabo, se amotinaron dentro de la cárcel, mataron a un guardia e hirieron a otros 10 guardias. Tres de los prisioneros murieron en la batalla, mientras que los otros dos presos que participaron fueron posteriormente ejecutados.

El conflicto duró dos días y tuvo participación del ejercito, que bombardeó las zonas de conflicto para así acabar con los presos que habían organizado la revuelta.



Otras zonas de Alcatraz.

En la visita, también conocimos el Patio o Zona de Recreación, donde, quienes se lo ganaban, hacían actividades recreativas. Desde el patio se veía la ciudad y el Golden Gate. Increíble pensar que los presos vieran tan de cerca la ciudad y fuera tan inaccesible.

Patio de la cárcel de Alcatraz

Los siguientes lugares que visitamos fueron la Biblioteca; la Zona de visitas; el Centro de Guardias y Vigilancia; la Oficina del Alcalde, donde habían cuadros de los 4 alcaldes que tuvo Alcatraz en sus 29 años de funcionamiento.

Desde la oficina del Alcalde, la guía nos llevó a un patio fuera de la prisión. Desde aquí nos quedamos enamorados de las vistas de San Francisco y el Golden Gate … sin dudas, de las más lindas que se puede obtener de la ciudad.

Vista de San Francisco desde Alcatraz

Comedor de la cárcel: El nivel de comida en la cárcel era muy bueno, aunque, según contaban, los presos se quejaban de que era muy repetitivo. 

Pero como todo en Alcatraz, la regla básica para las comidas era que: Si no terminabas tu comida, perdías el derecho a la comida siguiente. 

Si observan con detalle la siguiente foto de la cocina, verán que los objetos cortantes estaban muy controlados. Los lugares que debían ocupar los utensillos estaban pintados en negro para evitar robos o hurtos de los presos. 

Cocina de Alcatraz

Fuga de Alcatraz.

Ya casi al final del recorrido, llegamos a las celdas que se encuentran en uno de los extremos de la cárcel. Aquí habían cabezas de muñeco en las camas, tapados. 

Nos llamó mucho la atención y nos quedamos observando, mientras la audioguía nos contaba sobre la famosa fuga que hubo en la prisión de Alcatraz.

Celda en la fuga

Según registros oficiales, se registraron 14 intentos de fuga en la cárcel, pero todos fueron frustrados.. todos, excepto uno.

En 1962, 3 presos, los hermanos Anglin (John y Clarence) y Frank Lee Morris (quien se cree que era el cabecilla), lograron fugarse de Alcatraz.

¿Como lo hicieron? Los tres presos hicieron un boquete en sus celdas. Lograron salir por los sistemas de ventilación que estaban tras sus celdas y se dieron a la fuga. Se cree que escaparon por el mar, con “balsas” hechas de bolsas plásticas.

La original de la fuga radicó en que los presos hicieron cabezas con materiales que tenían, robaron pelo de la barbería y se lo pegaron. Al fugarse, dejaron las cabezas dentro de la cama, simulando que dormían (como se ve en la foto de arriba).

A la hora del recuento, un guardia se dio cuenta, entró a la celda y vio la falsa cabeza caer de la cama. Anonadados por lo que veían, detectaron que lo mismo había sucedido en otras dos celdas, dándose cuenta de la fuga de los 3 presos. 

Lo cierto es que Frank Lee Morris, estudiaba español, y se cree que su objetivo era escapar a Latinoamérica. Nunca se encontraron los cuerpos, la teoría más fuerte es que murieron en las heladas aguas del pacífico. 

Se suponía que era imposible escapar de la isla nadando por las fuertes correntadas y lo fría que era el agua. 

El fin de Alcatraz como Cárcel.

Al tiempo de la fugas, la cárcel de Alcatraz dejaría de funcionar como Cárcel de Máxima seguridad. Los presos fueron trasladados a otras cárceles. 

Como les contábamos arriba, el motivo del cierre estaba relacionado con los costos que implicaba Alcatraz. Si escaparse no era imposible como se pensaba, estando una cárcel de máxima seguridad tan cerca de la ciudad … no generaba mucha tranquilidad en los habitantes y directivos.

Al final del recorrido, vimos un cartel con la frase de Frank Weatherman, el último prisionero en dejar Alcatraz: “Alcatraz nunca fue bueno para nadie”.

Opinión sobre Visitar Alcatraz y los precios.

Al final del recorrido, devolvimos la audioguía, compramos algunos recuerdos y nos tomamos el ferry de vuelta. Llegamos a eso de las 14hs de nuevo al puerto 33.

Sin dudas, consideramos súper recomendable visitar Alcatraz. Diríamos, tal como habíamos leído, que visitar Alcatraz es imperdible, y no puede faltar en su visita a San Francisco.

Lateral de la prisión

Visitar Alcatraz superó ampliamente nuestras expectativas.

Les dejamos algunos posts que escribimos de nuestro viaje y pueden interesarles.

Hasta acá nuestro post sobre Visitar Alcatraz. Si te queda alguna duda o querés compartir tu experiencia, escribimos en los comentarios. 

Si estás por viajar, no te olvides de...

Todos los enlaces de afiliado que se encuentran en este artículo no generan ningún costo extra de contratación. En cambio, cada vez que contraten algo por estos enlaces, nos pagan una comisión que nos ayuda a mantener este blog.

Si te gustó este post, no te olvides de guardarlo en Pinterest

No te pierdas nuestros VIAJES EN VIVO en Redes Sociales.

Calificá el artículo
Puntuación

Dejanos tu comentario!

Caminando el mundo

Somos Belén & Martín, una pareja argentina con una gran pasión en común: Viajar y recorrer el Mundo! Caminando el Mundo es nuestro proyecto, donde compartimos todo sobre nuestros viajes. Suscribite y no te pierdas nuestras aventuras por el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *