Tips para viajar a Marrakech

Viajar a Marrakech fue sin duda alguna, una experiencia única. Es una ciudad que nos enseñó otra forma de vivir, nos hizo abrir mucho la cebeza, y por eso se lo recomendamos a todo aquel que nos cuenta que va a estar visitando el viejo continente y tiene algunos días disponibles.

En nuestro caso, fuimos desde Londres en avión, a través de la empresa RyanAir y volvimos a la ciudad de Barcelona, a través de Iberia. Nuestra estadía fue de 5 días y 4 noches, aunque en un contexto distinto, fuimos en un mundial de clubes. 

Primeras Impresiones

Ya cuando uno empieza a averiguar se da cuenta que es un lugar, que si bien está muy cerca de España, es increíblemente distinto.

Es una ciudad que vive esencialmente del turismo y sus ciudadanos lo entienden a la perfección, por lo que se destaca la amabilidad de su gente – aunque los vendedores y guías a veces puedan volverse un poco pesados, porque quieren vender a toda costa (esto se justifica cuando uno ve la pobreza con la que vive gran parte de su población).  

El contraste que hay en la sociedad está muy marcado, por un lado tenemos la medina y barrios humildes, y por el otro el barrio Güeliz, donde encontraremos desde un Mc Donal´s hasta grandes tiendas.

A pesar de este contraste, sus ciudadanos no recurren a los robos, sino que intentan saciar sus necesidades vendiéndote lo que sea u ofreciéndote cualquier servicio. Recuerdo una noche que estábamos cenando en una pizzería en la medina, y se acercaban y nos ofrecían "porro" (así lo decían aunque en voz baja para no tener problemas). 

Camello

¿Donde Hospedarse?

La oferta de alojamiento en Marrakech es muy variada, encontrarán los típicos hoteles y hostels, y también Riads. Ahora se preguntarán ¿Que es un RIAD?

Los Riads son residencias tradicionales que fueron convertidas en casas para huéspedes. Son muy antiguas pero conservan lo más lindo de la esencia marroquí. Cabe aclarar que también los hostels y hoteles tienen la estructura y estilo de marruecos.

En cuanto a la ubicación, encontrarán que se pueden hospedar en:

A. Medina y Alrededores. La medina, declarada por la UNESCO como patrimonio de la humanidad, son los lugares más "pobres" de la ciudad aunque también los más auténticos.

Desde la plaza Jemaa El Fna (hasta donde llegan los colectivos y taxis) salen varias callecitas, cubiertas por coloridas ferias, locales y artesanías, desde las cuales se accede a la medina (caminando).

Plaza Jemaa El Fna

Cuando bajes del transporte que hayas elegido, en la plaza Jemaa El Fna, se te acercarán algunos “guías” locales que te ofrecerán acompañarte hasta tu alojamiento.

Si bien uno puede pensar que no es necesario, lo cierto es que los caminos son confusos, no están bien delimitados, situación que empeora si, como nos pasó a nosotros, llegan de noche.  

También es cierto que no es tan fácil sacarte de encima a los guías locales, son bastante insistentes, aunque te recomendamos que pactes cuanto les vas a abonar, antes de comenzar el camino, evitando futuros problemas. 

Fuera de esto, queremos contarles que nosotros nos hospedamos en el hostel Equity Point en la Medina, nos movimos mucho, volvimos de día, de noche y a la madrugada, si bien vimos mucha gente durmiendo en las calles luego de que cierran los locales,  no tuvimos ningún problema.

Como les contamos, los ciudadanos no recurren a los robos, aunque si les recomendamos tener cuidado como en cualquier ciudad.

B. Güeliz. Es la parte nueva de la ciudad, en la cual encontrarás los mejores hoteles de Marrakech, junto con grandes tiendas y shoppings.

Gueliz

Donde hospedarse (en la Medina o en Güeliz) depende de cada uno, nosotros amamos hospedarnos en la medina porque conocimos marrakech desde lo más íntimo.



Compras y Regateo

Algo que no van a poder evitar si van a Marruecos es el Regateo, principalmente en las ferias de la Medina. Es la práctica más normal, el vendedor nos mira la cara y nos pone un precio MUY superior al real del producto, y cuando digamos: No, gracias! van a ver como el precio se reduce en casi un 50% en cuestión de segundos. 

Como ejemplo, quisimos comprar una artesanía (tienen cosas de madera hermosas), y nos querían cobrar unos 250 dirham, luego de regatearlo, lo terminamos pagando 80 dirham.

Van a ver que al principio cuesta un poco el tema del regateo, y ya el último día van a querer regatearle a todos! jaja.

Como moverse por Marrakech

Las formas para moverse en la ciudad son las habituales, hay colectivos, taxis, etc.

Ni bien salimos del aeropuerto, quisimos tomar un taxi para que nos lleve a la plaza y no perder tiempo, el taxista nos quiso introducir rápidamente en sus costumbres, nos miró y nos quiso subir al taxi, pero le dijimos que primero queríamos saber el precio.. Nos quiso cobrar un precio muy abultado, ¡Adivinen que! También se regatean los taxis, jaja. Vimos que al lado había un bus de línea, consultamos y, si bien el taxista ya había reducido su tarifa en un 50%, decidimos tomar el colectivo. 

Supongo que, como recién llegábamos, no estábamos acostumbrados al regateo y nos enojó la actitud del taxista. El colectivo nos dejó en la plaza Jemaa El Fna, y fue una linda oportunidad para viajar con otros marroquíes y observar la ciudad desde el bus de línea. 




¿Donde Comer?

Marrakech es un destino muy económico para comer ... ni hablar si les sucede de venir de un país caro como Londres o París.

Dependerá de donde estén hospedados donde vayan a comer usualmente, pero básicamente pueden comer en la parte nueva de la ciudad o en la medina.

En la plaza Jemaa El Fna suele comerse aun más barato y en lugares más rústicos, como ser carpas armadas por la noche, pizzerías ubicadas en la plaza y en las calles aledañas, también en lugares de comida rápida donde podrán comer shawarma o algún sandwich de carne.

Comiendo

La otra opción es comer en Güeliz (la parte nueva de la ciudad), donde podrán encontrar restaurantes, que también son económicos, y comer pastas o comidas más elaboradas.

El último día, cansados ya de comer pizza y shawarma, decidimos ir a comer un rico plato de pastas, con postre y todo, que nos salió muy económico. En este tipo de lugares de Güeliz tienen wifi.

Religión

Otra cosa que hay que saber del pueblo marroquí es que son sumamente religiosos, la religión del país es la Islámica, es decir que son musulmanes y se acatan a los dictados del Islam, es una religión monoteísta, así como el cristianismo o judaísmo.

En la ciudad podrán observar muchas mezquitas (edificios dedicados al culto de la religión islámica), donde los musulmanes se pueden reunir a orar, conocer a otros creyentes y aprender sobre la religión. Su ingreso está prohibido para todos aquellos que no sean musulmanes.

Mezquitas

Cinco veces al día (Antes del amanecer – al mediodía – por la tarde – tras la puesta al sol – a la noche) los musulmanes deben obligatoriamente celebrar sus oraciones como dicta el Corán (libro sagrado del islam).

Este es el momento en el que podrán conectarse con dios y pedirle ayuda, misericordia o perdón, siendo un momento de conexión entre dios y el individuo.

Es común ir caminando por la medina, ver una puerta abierta y dentro de la habitación a los musulmanes arrodillados con su frente contra el piso, rezando.

En los horarios de rezo se escucha una campanada, y es el momento en el que comienzan las oraciones, y si bien al turista no se le exige que rece, está mal visto no respetar este momento, por lo que uno debe seguir haciendo lo que está haciendo pero sin molestar a los practicantes.




Idioma

Con respecto al idioma, los marroquíes son políglotas.

En primer lugar hablan en árabe y francés, y en menor medida, hablan en español (debido a la cercanía con España) y en inglés.

La variedad de idiomas se da principalmente porque, como mencionamos anteriormente, viven del turismo.

Alcohol

Se preguntarán porque hay un item que se llama "Alcohol" entre los tips para ir a Marrakech. Los habitantes de marruecos tienen prohibido comprar alcohol, más aún que las drogas.

Si sos turista y querés tomarte una cerveza, vas a tener que ir hasta el carrefour que está a unas cuadras de la medina, llegando a Güeliz, donde te pedirán el documento y te dejarán comprar todas las cervezas que quieras.

Cerveza

Sin dudas, Marrakech nos enseñó muchas cosas, y nos dejó una gran seguridad, vamos a volver a ir y la próxima esperamos poder conocer más ciudades de este increible país!

PARQUES

Si fuiste contanos que te pareció, y si estás planeando ir, lee bien el post y consulta acá abajo si tenes alguna duda;)

Dejanos tu comentario!

Caminando el mundo

Somos Belén & Martín, una pareja argentina con una gran pasión en común: Viajar y recorrer el Mundo! Caminando el Mundo es nuestro proyecto, donde compartimos todo sobre nuestros viajes. Suscribite y no te pierdas nuestras aventuras por el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *